Excite

Como rasurar bien la barba

Afeitarse parece ser algo muy sencillo, pero para conseguir un acabado perfecto y lucir una piel sana, límpia y perfectamente afeitada, hay que saber cómo rasurar bien la barba. Unos cuidados adecuados pueden conseguir que se luzca un rostro liso, sin vello y que llame la atención por su suavidad.

Preparar la piel para conseguir un afeitado perfecto

La piel de la cara es bastante sensible, y se ha preparar para conseguir un afeitado perfecto y que se mantenga lisa, límpia y tersa.

Rasurar la barba no es solo pasar una cuchilla y limpiar los posibles cortes que se hacen tras el afeitado. Hay que seguir unos pasos previos antes de comenzar a pasar la cuchilla.

Lo primero es preparar la piel y reblandecer el vello facial, utilizando agua caliente para abrir los poros y permitir al pelo que absorba agua y se levante. De esta manera, se puede conseguir un corte más apurado.

El momento ideal para el afeitado es durante la ducha o inmediatamente después, cuando todavía esté la piel húmeda y sintiendo los efectos del calor.

Después, se ha de utilizar la espuma de afeitar. Las hay de muchas marcas, y todas suelen tener el mismo efecto. Eso sí, hay marcas especializadas en determinados tipos de piel. Conocer el nuestro puede ayudar mucho a la hora de elegirla.

Hay que esperar pocos segundos tras ponerse la espuma, ya que no es instantánea. Necesita tiempo para actuar y es conveniente dejarla hacer su función. El pelo reaccionará mejor y será más sencillo eliminarlo.

La cuchilla también debe de estar humedecida. De esta manera, se creará una película entre la piel y ella, protegiendola de la irritación.

Hay que pasar la cuchilla en la dirección de crecimiento del vello, ya que aunque no apura tanto como si se hace al contrario, no es tan dañino para la piel. Ese movimiento se ha de realizar en determinadas zonas, para apurar, y de manera puntual.

La cuchilla ha de estar en perfecto estado y no es conveniente aprovechar las deshechables, ya que pierden el filo con mucha facilidad. Una cuchilla bien afilada ayuda a un buen afeitado. Si se utiliza este método con asiduidad, es mejor comprar una cuchilla de marca, que permite un mejor afeitado y cuida más la piel.

El después también es importante

Una vez se ha terminado de rasurar la barba, no se ha terminado. Después toca cuidar la piel de la cara, utilizando un after shave que limpiará y evitará la inflamación. No debería utilizarse una loción con alcohol, ya que puede escocer bastante al utilizarse. De esta manera, se puede conseguir un resultado impecable, dedicando unos minutos al día a un buen afeitado.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017