Excite

Consejos para un uso eficaz del protector solar en los niños

Los efectos de una exposición directa al sol puede causar graves quemaduras en la piel, sobre todo en las más sensibles. Usar un protector solar para los niños es fundamental, ya que los más pequeños son más propensos a quemarse que los adultos y evitaremos que tengan problemas en el futuro.

Consejos

Un protector solar para niños está especialmente fabricado para proteger su piel mucho más sensible, por lo que no es recomendable usar uno para adultos.

La crema solar debe tener un alto grado de protección. Factor 30 o 40 son los más adecuados, puesto que niveles inferiores no ofreceran la protección suficiente. Para que tenga los máximos efectos, se recomienda aplicarlo media hora antes de la exposición al solLo ideal es que también sea resistente al agua.

Además, la crema debe volver a aplicarse cada media hora para los niños hasta los 3 años y cada dos horas para los mayores de esta edad, ya que los efectos desaparecen con rapidez.

No hay que descuidar este hábito ni siquiera cuando está nublado. La ausencia de sol puede hacernos creer que no es necesaria la protección solar, pero es un error común que se traduce en importantes quemaduras. No hay que olvidar que el 80% de los rayos ultravioleta son capaces de atravesar las nubes.

A pesar de contar con un buen protector, hay que evitar que los niños se expongan a la luz solar entre las 11 y las 16 horas, ya que es el momento del día cuando el calor es más agresivo.

Medidas adicionales

A pesar de contar con un buen protector solar, los niños son especialmente vulnerable, especialmente los bebés, por lo que los pediatras y dermatólogos aconsejan usar también otras medidas adicionales para evitar la sobre exposición de los mismos a los rayos solares, como un gorrito, una sombrilla u otros medios similares.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014