Excite

Mima tu piel con unos sencillos cuidados

  • Foto:
  • ellahoy.es

La piel de nuestro rostro es la que más agresiones sufre con el paso del tiempo. De ahí que, a medida que vamos cumpliendo años, se haga imprescindible dedicarle una serie de cuidados en profundidad que deben comenzar por lo más básico pero sin descuidar problemas específicos que puedan surgir como ojeras, bolsas o arrugas demasiado pronunciadas.

Una buena limpieza es la base

Se trata de uno de los procesos que más nos repiten los expertos y lo hacen, precisamente, porque son muchas las mujeres que se saltan este paso indispensable. Sin embargo, la limpieza hay que hacerla siempre, sin excepción. Y, a ser posible, con un limpiador que se adecue a nuestro tipo de piel para evitar irritaciones.

Hidratación de día y de noche

Lo primero que debes tener claro es cuales son las necesidades de tu piel. No es lo mismo el rostro de una mujer de treinta años que el de una señora de cincuenta, como tampoco lo es una piel sensible a otra grasa. Así, no dejes de preguntar a los especialistas para conseguir la hidratante adecuada. En cualquier caso, lo que sí debes tener en cuenta es que la crema de día deberá contener factor de protección solar mientras que la hidratante que utilices de noche será más densa y concentrada ya que actuará durante horas mientras duermes.

Además, dedícate unos minutos a tu particular ritual de belleza ya que de la aplicación depende un buen porcentaje del éxito. Así, aplícala con unos ligeros masajes en la frente, los pómulos y el resto de la cara. Tampoco debes olvidarte del cuello, ya que es una de las zonas en las que más se nota el paso del tiempo.

A problemas específicos, soluciones concretas

Uno de los más vendidos es el contorno de ojos. La razón es sencilla: se trata de una de las zonas que más acusan el envejecimiento debido a que la piel es más fina que en otras partes del rostro. Así, a partir de los treinta es indispensable que utilices diariamente este producto.

Toque Excite

A estos gestos de belleza diarios, te recomendamos que le sumes una exfoliación facial una vez a la semana, o cada dos semanas si tienes la piel sensible. En el mercado puedes encontrar un buen número de exfoliantes pero, si tu presupuesto es ajustado, también dan muy buenos resultados los caseros.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017