Excite

Olvidate de los puntos negros y el acné con mascarillas caseras para piel grasa

Las mascarillas caseras para la piel grasa pueden ser la solución ideal para eliminar esos puntos negros y el acné tan frecuentes entre jóvenes y adolescentes. La generación de glándulas sebáceas, el estrés o los cambios hormonales son las principales causas de la piel grasa. Como ventaja, las arrugas aparecen mucho más tarde que otro tipo de piel.

La naturaleza, la mejor aliada de tu piel

Las mascarillas caseras para la piel grasa buscan regular el exceso de producción de la glándula sebácea y equilibrar el cutis de la piel. Para luchar contra ella se pueden elaborar varias mascarillas naturales.

¿Cómo hacerlas?

Una de ellas se elabora con el jugo de un tomate maduro, este se mezcla con media cucharada de arcilla. Cuando se ha logrado una pasta homogénea se extiende a modo de mascarilla por el cutis, sin acercarse a la zona de los ojos. Se deja actuar durante media hora y se limpia con agua templada. Es necesario aplicar dos veces por semana.

Otra mascarilla se hace con un limón y una yema de huevo. La yema de huevo se coloca en un recipiente de vidrio donde se mezcla con la pulpa del limón hasta que se obtiene una masa homogénea. Se aplica sobre las áreas más grasosas del rostro, y se deja actuar durante diez minutos. A los diez minutos se retira con abundante agua fría. Esta mascarilla se debe aplicar por la noche antes de dormir, ya que el limón durante el día puede dejar manchas.

Mascarilla con lanolina y agua de rosas

En lugar de utilizar alimentos, en esta los ingredientes van a ser lanolina y agua de rosas. Se derriten 50 gramos de lanolina en un recipiente al baño maría, donde se remueve con una espátula de madera. Cuando esté bien líquida se añade dos cucharadas de agua de rosas. Una vez esté ya fría, se añaden dos gramos de alcohol etílico. Se continúa removiendo hasta que se tenga una mezcla consistente. Se deja enfriar y se aplica sobre el cutis durante quince minutos y se retira con agua tibia.

Mascarilla con sólo naranja

De todas las mascarillas caseras para piel grasa la más fácil de elaborar sin duda es la de naranja. Tan sólo se necesita aplicar directamente rodajas de naranja sobre el rostro durante un periodo de veinte minutos. Cuando pase ese tiempo se limpia el rostro con agua fresca. Al igual que la del limón, es mejor hacerlo por la noche.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017