Excite

Una piel radiante con una mascarilla de arcilla verde

Son muchas las opciones que hay en el mercado para lucir una piel radiante y perfecta: nuevos tratamientos, productos novedosos... Sin embargo, hay clásicos que nunca fallan, como el es caso de la mascarilla de arcilla verde, que tiene una gran cantidad de propiedades muy beneficiosas para la piel del rostro.

Los beneficios de la mascarilla de arcilla verde

La arcilla es un elemento que, desde hace siglos, ha formado parte de muchos tratamientos y remedios de belleza. Y es que tiene una gran cantidad de propiedades muy beneficiosas para la piel.

La arcilla ayuda a estimular la circulación y además, absorbe las grasas e impurezas de la piel, por lo que es perfecta para limpiarla de todas las impurezas que expulsan los poros. Son muchas las marcas de productos de belleza y cosmética que utilizan la arcilla verde en sus compuestos, por sus propiedades. Pero además de las mascarillas de arcilla verde que hay a la venta, también se puede hacer una mascarilla en casa, igual de eficaz y mucho más natural y económica.

Receta para una mascarilla de arcilla verde casera

Para preparar la mascarilla, hace falta arcilla verde en polvo que se puede comprar en herbolarios, agua y miel. Además, también se puede utilizar aceite de árbol de té.

En un bol de madera (puede ser de otros materiales, pero es mejor de madera) hay que mezclar a partes iguales la arcilla y el agua, hasta que se haga una masa homogénea. Después, se puede añadir de manera opcional una cucharada de miel o unas gotas de aceite de árbol de té.

Aplicación de la mascarilla

La mascarilla de arcilla verde se aplica sobre la piel formando una capa muy fina, evitando siempre la boca y el contorno de los ojos. Hay que dejar que actúe entre unos 15 y unos 30 minutos, y después, se retira con agua tibia. El resultado es una piel mucho más limpia, tersa y brillante.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017