Excite

Masaje para bebés: un camino para su bienestar

El masaje para bebés es muy beneficioso ya que les ayuda a relajarse y a conseguir un bienestar no sólo físico sino también emocional puesto que se mejora la relación del bebé con su madre. Aparte de esto, la madre también se beneficia porque así aprende a reconocer los estados de ánimo del bebé además de transmitirle afecto y cariño.

Los masajes más beneficiosos

El masaje para bebés se puede hacer en cualquier momento del día aprovechando que el bebé está desnudo, como después del baño o después de cambiarle el pañal. Dado que mejora la comunicación no verbal entre el bebé y su masajeador, los papás también deberían animarse a aprender a hacer el masaje. Es importante que quien haga el masaje esté relajado ya que el bebé nota esa energía, por eso elige un sitio tranquilo, cálido y donde ambos esteis cómodos.

Cuando quieras que tu bebé se relaje para dormir o cuando esté demasiado alterado, ponlo sentado con las piernas cruzadas y su espalda apoyada en ti acariciando y masajeando el pecho, los brazos, las manos, las piernas hasta que el bebé parezca satisfecho o hasta que se haya quedado dormido.

Otra forma es tenderlo boca arriba en la cama, el cambiador o sobre ti. Calientate las manos y ponte crema o aceite y empieza con las yemas de los dedos masajeando suavemente el cuello y los hombros y ve bajando hasta la barriga. Luego masajea los brazos desde el hombro hasta la muñeca formando un anillo con tus dedos. Sigue con las piernas y luego masajea los pies presionando suavemente los deditos y la planta. Después pon al bebé boca abajo y masajea con movimientos lentos y largos hacia abajo.

Para ayudarle a que expulse los gases o cuando tiene cólicos, lo mejor es acostarlo boca arriba y masajearle suavemente la tripita haciendo movimientos circulares y empezando desde arriba. Procura utilizar toda la palma de la mano extendida y alguna crema o aceite para que resulta más facil y placentero. Otra forma es levantarle lentamente las piernas y, flexionadas, llevarlas hasta el pecho, así hará presión en la barriguita y le ayudará a expulsar los gases.

Una necesidad primaria

Tan importante como la alimentación es que el bebé reciba el contacto con otras personas a través de caricias, masajes, cogerlo en brazos, acunarlo, etc. Es el alimento emocional que necesita para un desarrollo óptimo tanto psicomotriz como emocional. El masaje para bebés no sólo ayuda a que se relajen sino que mejora sus defensas, ayuda a su desarrollo psíquico y a mejorar su comunicación con el exterior.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014