Excite

Los kilos tienen cabida en la moda parisina

La tendencia de las revistas de moda a mostrar mujeres curvilíneas alejadas del prototipo de las modelos extremadamente delgadas, es cada vez mayor. Poco a poco, los kilos van ocupando espacio en las publicaciones, como sucede en el último número de la edición francesa de Elle, donde una guapa Tara Lynn, con su talla 48, posa ante el objetivo del fotógrafo reivindicando su feminidad.

Si el verano pasado, la revista Glamour recibía halagadoras críticas y grandes aplausos por mostrar en sus páginas una foto de la modelo Lizzi Miller, con su talla 42, en tanga, ahora Elle se suma a la nueva tendencia que propone una imagen más real de la mujer, alejada de la habitual 36 de las modelos.

Por otra parte, la edición francesa de la conocida publicación de moda, ha asegurado que no persigue como fin acostumbrar a las mujeres del país a la gordura (que preocupa especialmente en Francia, por el aumento de peso que indica que el 42% de las mujeres del país están por encima de su índice saludable), ni al sobrepeso, que es perjudicial para la salud, sino solo utilizar modelos de talla grande y hablar de moda, para que todo el público sea consciente de que una mujer puede estar femenina y guapa en cualquier situación y sea como sea su cuerpo.

En el reportaje, la propia Tara Lynn habla de lo difícil que fue aceptarse como era, y como sufrió un infierno al perder 30 kilos para intentar triunfar en la moda hasta que comprendió que eso no la hacía feliz. La modelo, que dice haber aceptado que su silueta nunca coincidirá con la imagen de belleza con la que constantemente bombardea la sociedad, declara sentirse bien con ella misma y desea que las mujeres con cuerpos de verdad se acepten y reivindiquen que también ellas son sexies.

Imagen: i.models.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017