Excite

Las cicatrices se pueden disimular con el bótox

El bótox es utilizado hoy dia por cirujanos plásticos de todo el mundo para rejuvenecer la cara y para disimular cicatrices como nueva aplicación del mismo.

Habitualmente, el tratamiento de Bótox sobre todo es facial. Consiste en la infiltración mediante inyección de toxina botulínica en diversos puntos de la cara para relajar determinados músculos de la expresión, poner freno a las arrugas y conseguir un resultado más natural y relajado de la cara, sin cirugía.

Este tratamiento es recomendable sobre todo, para zonas localizadas como la frente, el entrecejo, las patas de gallo, la comisura de la boca y las bandas centrales del cuello.

No deja cicatrices. Al contrario, se ha descubierto que si se aplica alededor de pequeñas cicatrices u otras más importantes, destensaría esos músculos y ésta se vería menos. Pero todo es que quieras atreverte a paralizar unos cuantos músculos de tu cuerpo con fines estéticos.

Eso sí, el dolor de aplicación de bótox es mínimo y no requiere anestesia ninguna. Los efectos se notan a los pocos días y duran entre tres y seis meses. A medida que una persona va realizando tratamientos, la duración de los efectos es cada vez mayor.

Actualmente millones de personas realizan este tratamiento de belleza y estética porque tiene capacidad de producir un efecto lifting pero sin recurrir a la cirugía, y se produce de una forma rápida, segura y eficaz. También es muy eficaz en casos de hiperhidrosis (sudoración excesiva) tanto axilar como palmar.

Imagen: _arteyfotografia.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016