Excite

Artista del tatuaje cubre las cicatrices de mastectomía con hermosos tatuajes

Mastectomía - esto es, la extirpación parcial o completa. Un procedimiento muy agresivo que psicológicamente puede afectar a quienes se lo han realizado, pues desde el punto de vista emocional, pero también social, sufrir una amputación de cualquier índole ya es traumático.

Después de una mastectomía las mujeres sufren no sólo cambios físicos, sino también mentales. Estos tatuajes, se convierten en una especie de terapia de superación

Fotos: Twitter

Las marcas que deja en el cuerpo una mastectomía, no sólo son trofeos que recuerdan haber ganado la batalla; también son recordatorio de lo que se sufrió, del miedo, del temor a la muerte; de los días más difíciles en los que sólo se pensaba en el porvenir de los seres queridos, de perder la batalla. Muchas mujeres buscan someterse a cirugías reconstructivas, que les ayuden a tener forma de nuevo. Otras han aprendido a vivir con sus cicatrices y a estar orgullosas de ellas.
La lucha contra el cáncer de mama empieza en la toma de conciencia. Pero para cuando se llega tarde, este bonito proyecto ayuda a que las mujeres que han sufrido esta operación puedan cubrir sus cicatrices y recuperar su confianza.
La lucha contra el cáncer de mama empieza en la toma de conciencia. Pero para cuando se llega tarde, este bonito proyecto ayuda a que las mujeres que han sufrido esta operación puedan cubrir sus cicatrices y recuperar su confianza.
Una web llamada P.ink es la responsable de asesorar, proponer ideas sobre tatuajes y poner en contacto a tatuadores con mujeres a las que les gustaría cubrir sus cicatrices con uno de estos preciosos dibujos.
Con motivos florales o animales, o creando el efecto de estar usando un brasier, el increíble trabajo de algunos tatuadores no deja huella alguna de las marcas en la piel. Es una manera de recuperar aquello que se daba por perdido, de resaltar esa zona que aunque estuvo herida, ahora puede ser bella de nuevo.
Diane de Jesus fue una de las mujeres tatuadas en Brooklyn en el primer evento de P.ink. La nutricionista de 34 años dijo que había pedido una paloma en su reconstruido seno izquierdo porque soñó con esos pájaros durante su tratamiento. Dijo que el tatuaje le dio la sensación de haber recuperado el control.
Diane de Jesus fue una de las mujeres tatuadas en Brooklyn en el primer evento de P.ink. La nutricionista de 34 años dijo que había pedido una paloma en su reconstruido seno izquierdo porque soñó con esos pájaros durante su tratamiento. Dijo que el tatuaje le dio la sensación de haber recuperado el control.
Precisamente por el grandísimo índice de mastectomías en el mundo, este proyecto es una suerte de alivio alternativo para mujeres incómodas con sus marcas quirúrgicas. La aplicación pone en contacto a sobrevivientes de cáncer con tatuadores profesionales, quienes crean diseños especiales para cubrir las cicatrices en los pechos o, por el contrario, resaltar su belleza. Un tatuaje puede ayudar a las personas a reclamar su cuerpo y transformar estética y emocionalmente el desfiguro de la cirugía.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016