Descubre todas las técnicas de depilación íntima

  • Foto:
  • beautymarket.es

La depilación sigue siendo el tratamiento más demandado en cualquier centro de estética que encontremos. De entre todas las zonas a depilar no hay ninguna que haya avanzado tanto en moda y técnicas como la depilación íntima, que ofrece actualmente toda una larga variedad de opciones para todos los tipos de pieles y preferencias.

Y es que cada vez hay menos mujeres que se conforman con la clásica depilación de ingles siguiendo la línea del bikini para apostar por otras versiones más actuales y atrevidas de la depilación íntima. Entre las opciones más demandadas para eliminar el vello de esta zona se encuentra la depilación brasileña, que deja solo un pequeño triángulo de vello o la depilación integral, que elimina el pelo totalmente.

Al tratarse de una zona de alta sensibilidad es importante conocer que técnica de depilación que va mejor con nuestro tipo de piel, la fuerza de nuestro vello o nuestra resistencia al dolor. Sigue nuestra lista de técnicas para conocer con exactitud en qué consiste cada una y decidir cuál es la más adecuada a tus gustos:

  • Afeitado. Posiblemente la técnica de depilación más utilizada por la ausencia total de dolor. Es una forma rápida y eficaz de acabar con el vello en la zona íntima aunque su resultado no es muy duradero y debido a las irregularidades en la superficie de la zona pueden quedar algunos lugares en lo que no se consiga una depilación perfecta. Elije una maquinilla con cabeza móvil que te permita una mayor movilidad a lo hora de la depilación.
  • Crema depilatoria. El segundo método más utilizado ya que al igual que el afeitado no supone ningún dolor. Si te decides por este método compra un producto diseñado específicamente para esta zona ya que la piel reacciona con frecuencia a las cremas depilatorias por su agresividad.
  • Maquinilla eléctrica. Solo apta para la zona superior, nunca para una depilación integral debido a la dificultad de pasarla por los diferentes pliegues de la zona íntima.
  • Cera. Acude a un centro de estética si te decides por esta técnica, ya que encontrarás especialistas que sabrán como depilarte con la mayor eficacia y el mínimo dolor posible. Como ventaja, la depilación con cera deja la piel perfecta y suave, aunque no es apta si tienes tendencia a que se te enquiste el vello.
  • Láser. El método perfecto y definitivo para dejar de preocuparte por depilarte en esta zona. Las técnicas de depilación por láser están muy avanzadas y son especialmente efectivas si padeces foliculitis, ya que no tendrás que volver a pasar por el proceso de crecimiento del pelo. Ponte en manos de un buen especialista y déjate aconsejar por los expertos.

Si aun así no te encuentras convencida opta por las técnicas tradicionales para depilar la zona íntima. Estos procedimientos son menos conocidos en las ciudades pero igual de efectivos, como el que consiste en calentar una mezcla de agua, zumo de limón y azúcar para eliminar el vello de forma natural y sin agredir tu piel con productos de composición química.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014