El cuidado del cabello encrespado

El encrespamiento del cabello se produce cuando el pelo está seco y necesita humedad o cuando es demasiado frágil y seco y la cutícula encargada de protegerlo se rompe.

Debido a su falta de hidratación, este tipo de pelo absorbe la humedad del ambiente en exceso, adquiriendo así ese aspecto encrespado. El secador o la plancha para el pelo pueden contribuir a secarlo cuando se usan en exceso.

Por este motivo, lo más importante para el cuidado del cabello de este tipo es usar algún producto que lo hidrate. Por ejemplo, las mascarillas a base de aguacate o aceite de oliva suelen ser muy eficaces para mantener el pelo hidratado.

En casa puedes preparar fácilmente una mascarilla machacando un plátano y añadiéndole una cucharada de aceite de girasol y una cucharada de zumo de limón. Tras aplicar esta mascarilla en tu pelo, la dejas actuar una media hora. Aporta una gran suavidad y brillo al cabello y, si se utiliza de manera habitual, ayuda a reparar el cabello dañado.

Utiliza siempre un buen acondicionador hidratante tras lavarte el pelo y procura que el champú que uses sea suave. Tampoco conviene abusar del agua caliente, siendo preferible lavar el pelo con agua tibia.

Tras el lavado, seca el pelo con una toalla para quitar el exceso de agua, pero no lo frotes demasiado.

En el mercado encontrarás diversas cremas que se aplican al cabello tras el lavado, sin aclararlas, y que ejercen un efecto protector contra la humedad, impidiendo que el pelo se encrespe.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014