Excite

El cuidado de la piel mediante la alimentación

Ciertos suplementos dietéticos pueden ser muy importantes para mantener una piel sana, y el cuidado de la piel será diferente según el tipo de piel que tengas.

La piel grasa es más común durante la adolescencia, y es un tipo de piel propensa a desarrollar puntos negros y granos. La grasa en la frente, barbilla y nariz suele indicar falta de vitamina B2, que se encuentra en el germen de trigo y el hígado de ternera. En casos de piel grasa conviene también evitar las grasas saturadas y comer abundantes frutas y verduras, zumos naturales e infusiones.

La piel seca tiene una apariencia fina y quebradiza y se arruga con más facilidad que la grasa. La levadura de trigo puede servirte de gran ayuda por su alto contenido en biotina. También es posible que no estés tomando suficiente vitamina A y podrías necesitar suplementos. Al preparar tus comidas, usa aceites vegetales prensados en frío.

Si tu piel está agrietada, puedes necesitar suplementos de vitamina B, sobre todo B2, B6 y biotina. Aunque es un problema más común en manos y pies, puede darse también en la cara u otras partes del cuerpo. El aceite de aguacate y el de germen de trigo aplicado en la zona agrietada ayudará a sanarla.

La piel sensible es un tipo de piel que se irrita con facilidad y reacciona intensamente ante factores como alcohol, café, aditivos alimenticios o sustancias químicas presentes en perfumes o cosméticos. Si es tu caso, trata de evitar los irritantes y usa productos naturales. Evita también la exposicion al sol y las temperaturas extremas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017