Consejos para cortar las uñas a un bebé

Entre los muchos consejos que reciben los padres de los recién nacidos, uno de los más habituales tiene que ver con el hecho de no cortar las uñas al bebé. Se trata de un consejo muy habitual, pero la verdad es que haciéndolo de manera adecuada, no hay problema en cortarle las uñas a un bebé.

¿Es conveniente cortar las uñas a un recién nacido?

Existen muchas falsas creencias en torno a las consecuencias de cortar las uñas a un bebé. Antiguamente, se creía que no le crecerían lo suficientemente fuertes e, incluso, que el bebé podría sufrir terribles consecuencias como ser tartamudo.

Por supuesto, este tipo de creencias no tienen base científica y no son ciertas.

Por lo general, los bebés que nacen con las uñas cortas no necesitan que se les corten, pero hay otros que las tienen largas, lo que puede ser un problema ya que ellos mismos pueden arañarse y hacerse daño al llorar y mover los brazos.

En los casos en los que las uñas asoman por el borde del dedo, sería aconsejable cortarlas.

¿Cómo cortar las uñas al bebé?

Para cortar las uñas a un bebé, hay alunos consejos que merece la pena tener en cuenta:

  • Aprovechar a cuando esté dormido, para que no llore ni se mueva y sea más fácil cortarlas.
  • Utilizar tijeras especiales para bebés, que son pequeñas y tienen las puntas redondeadas.
  • Cortar las uñas con delicadeza y buen pulso.

El momento de cortar las uñas es, además, el más recomendado para comprobar que tienen un color rosado y que se aprecia el semicírculo blanco en la base.

Cortar las uñas, una rutina

Poco a poco, es importante incorporar el momento de cortar las uñas al bebé dentro de la rutina de higiene. El mejor momento es después del baño, cuando el bebé está más relajado y las uñas están más blandas. Así, el niño se va acostumbrado a este momento, perdiendo el miedo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014