Excite

Cómo aprender a tatuar

Para aprender a tatuar y llegar a convertirse incluso en un tatuador profesional, es necesario seguir una serie de pasos que resultan esenciales. Básicamente cuando ya se tienen claro los conceptos y la maquinaria a utilizar, se necesita llevar a cabo un aprendizaje basado en el error y ensayo, y así practicar antes de ponerse en serio a tatuar.

En este sentido resulta conveniente contar con la ayuda de un experto que pueda enseñarte cómo manejar las máquinas y agujas, pero si además quieres saber cómo funciona este negocio, necesitas un profesional que disponga de la experiencia necesaria como para enseñarte su maestría y sus habilidades artísticas.

    @OCarlus en Twitter

Pasos para aprender a tatuar

Lo primero es conocer la maquinaria a utilizar. Hay diferentes máquinas para tatuar dependiendo de su finalidad, por ejemplo, para el sombreado de color o para el sombreado blanco y negro. Lo principal que debes saber es que cada máquina cuenta con una fuente de alimentación para ponerla en marcha y un interruptor de pie o pedal que se utiliza para controlarla a medida que vamos tatuando.

La esterilización de los equipos es fundamental, desde una autoclave o recipiente hermético para poder descontaminarlos trabajando a una presión bastante alta, hasta unas bolsas estériles o bolsas de autoclave para almacenar las agujas y otros utensilios que hayan sido previamente esterilizados.

Para aprender a utilizar la máquina basta con sujetar su empuñadura y hacerse a ella como si fuera un lápiz. La palma de la mano debe descansar sobre la piel, como si fuera una hoja sobre la que escribir con naturalidad. Es necesario estar en un ángulo de 45 grados para que la tinta penetre correctamente en la piel. El brazo debe estar apoyado y descansado para poder trabajar con seguridad durante horas, pues con la mano alzada se obtienen resultados pobres. La palma tatuará el dibujo siguiendo su contorno y el talón del pie será el que mueve, gire y controle la máquina.

Es importante saber que existen diferentes tipos de agujas. Los trazadores de líneas dibujan el contorno y vienen en diferentes tamaños para tatuar diferentes gruesos, desde una aguja, hasta cinco agujas, etcétera. Las agujas que sirven para rellenar o sombrear el dibujo se llaman shaders, y se usan después de haber delineado el contorno del tatuaje. Son capaces de cubrir una zona amplia, aunque al igual que sucede en el caso de los trazadores, también vienen en diferentes tamaños dependiendo del número de agujas que lo ocupen. Así, cuanto más grande sea el área a cubrir, mayor será el número de agujas. Los grupos formados pueden estar en línea o formar un círculo.

Es imprescindible aprender a manejar estas máquinas y los pasos para aprender a tatuar son muy importantes, pero su funcionamiento depende de la maestría del tatuador. Aprender a utilizarlas no resulta complicado, pero sí lo es usarlas con eficacia. El tatuador es el que tiene que manejar su tiempo, su paciencia y su habilidad. Por eso es necesario antes de pasar a la acción, practicar mucho sobre otras superficies como frutas, tal y como aconsejan en el siguiente vídeo tutorial.

Publicado por Mirian Díaz - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Mirian Díaz

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016