Excite

Trucos para el bronceado con caña de azúcar

De un tiempo a esta parte el bronceado con caña de azúcar está causando furor en medio mundo. Sea por lo fácil que es obtener resultados con la caña de azúcar, por su bajo coste o por la práctica ausencia de efectos secundarios, lo cierto es que se trata de una tendencia a considerar.

Natural y efectivo

El bronceado con caña de azúcar, también conocido como DHA, causa sensación por diversas razones, aunque hemos de destacar lo sencillo de su uso, su efectividad y que es un producto totalmente natural que puede emplearse sin ningún tipo de problemas durante la práctica totalidad del año. No obstante, ya se venía usando en otros tipos de tratamientos desde hace unos 50 años.

¿Cómo hacerlo?

Por lo general, el primer paso para aplicar el tratamiento consiste en un peeling al que debe seguir una ducha. A continuación, tras secarnos completamente, pues no debe haber humedad en nuestro cuerpo, hemos de aplicar el bronceador, cerciorándonos de que esté elaborado de la manera más natural posible. Normalmente, se presenta en un spray o con una pistola, y la caña de azùcar viene mezclada con una parte de aloe vera y otra de vitamina A.

Tras aplicarnos la loción, debemos tener cuidado nuevamente con todo lo que implique humedecer nuestra piel, pues desodorantes, perfumes o actividades que nos hagan sudar harán que no surta el efecto previsto o que tenga menos intensidad. En cuanto a la ducha, conviene esperar unas 3 ó 4 horas para hacer que la caña de azúcar penetre totalmente en nuestra piel.

Tiempo de permanencia

Aunque podemos emplear el bronceado con caña de azúcar todo lo que queramos, conviene saber que, tras reaccionar con las proteínas de la piel, el bronceado empieza a ser más fuerte pasadas 24 horas desde el primer uso. Por otra parte, suele durar entre 5 y 10 días, tras lo cual podemos empezar un nuevo tratamiento, aunque varía en función de cada persona.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017