La baba de caracol: ¿milagro o ficción?

Si hay un producto que hemos visto anunciar muchas veces dejándonos atónitos por los resultados que promete, es sin duda, las cremas de baba de caracol. Habrá quien opine que se trata una vez más de un producto engañoso, si bien hay que decir que las cremas de baba de caracol funcionan, aunque haya que añadir ciertos matices.

En primer lugar, no es precisamente la sustancia que el caracol deja como rastro al desplazarse la que se utiliza en cosmética, sino de una sustancia que utilizan estos gasterópodos para reparar su piel ante posibles daños. Por tanto, lo que llamamos baba de caracol funciona porque contiene antioxidantes, minerales, péptidos y proteínas que participan en la renovación del colágeno, preferentemente por la presencia de una sustancia que se llama alantoína y que en medicina se utiliza para la curación de úlceras o heridas.

Al parecer la baba de caracol ha sido usada por personas con marcas en la cara provocada por el accné con mucho éxito o por quienes tienen las manos agrietadas, precisamente por su capacidad regeneradora.

Nunca se debe olvidar que se trata de un producto cosmético, no terapéutico, por lo que aunque sí es cierto que se pueda atenuar arrugas o estrías, nunca podrá hacerlas desaparecer totalmente.

Utilizar baba de caracol es básicamente utilizar una sustancia natural que contiene alantoína y que desde mucho tiempo se viene utilizando en cosmética. Habrá quienes obtengan mejores resultados que otros, si bien, la baba de caracol se trata de un producto inocuo que no perjudicará a nadie. Por lo tanto, ¿por qué no probar sus posibles efectos milagrosos?

 

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014