Excite

Aumento de pecho: la mamoplastia es la técnica más utilizada

El deseo de aumento de pecho por razones estéticas es uno de los principales motivos que llevan a las pacientes a solicitar cirugía plástica. Si bien en algunos casos se buscan los implantes por razones médicas, por ejemplo en pacientes que han perdido uno o ambos pechos luego de un cáncer de mama o personas con atrofia en el desarrollo de las mamas, la gran mayoría de las mujeres buscan introducirse implantes para verse más bellas y atractivas.

Existen diferentes técnicas para el aumento de pecho. La más común es la mamoplastia. La misma se realiza a través de la introducción de prótesis de silicona por medio de incisiones en la areola, la axila o el surco submamario. La técnica que se utiliza más hoy en día es la colocación submuscular de prótesis. La cirugía se realiza en la mayoría de los casos con anestesia local y sedación. Algunas veces se realiza con anestesia general y en estos casos es necesitario un día de hospitalización.

Entre las complicaciones más comunes luego de una cirugía de aumento de pecho destacan la contractura capsular (cápsula fibrosa que genera el cuerpo si se resiste a la silicona), el exudado del gel (salida de microgotas del gel a través de la envoltura externa del implante), la ruptura del implate (que ocurre rara vez de forma espontánea) y finalmente pueden ocurrir la aparición de hematomas, seromas o infecciones.

No se recomiendan los implantes o se deberían tomar precauciones extra en el caso que el paciente tenga una historia de abscesos mamarios, dolor mamario, tumores mamarios o cualquier infección activa en el cuerpo. Además, se pueden dar también complicaciones en algunas personas con hipersensibilidad a materiales extraños y, por último, la mamoplastia es desaconsejable en personas con inestabilidad psicológica.

Imagen: "www.hospitalnuevonacimiento.com.mx"

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014