Excite

Ahorra con los productos clones

Basta observar la actual oferta de productos cosméticos para darnos cuenta de que entre algunos de ellos se dan parecidos más que razonables. Son los llamados productos clones.

El proceso por el que se genera un producto clon es el siguiente: marca cosmética cara lanza un producto revolucionario en su campo; poco después, otras marcas más asequibles imitan el producto, incluso a veces el envase y hasta el nombre.

Y nosotros, los consumidores, nos beneficiamos de esta guerra entre empresas ya que obtenemos productos con prácticamente la misma función por mucho menos dinero.

Estos productos clones los observamos fundamentalmente en perfumes, cremas y maquillajes. En el primer caso, aunque la fórmula no sea la misma si que podemos llegar a percibir olores muy similares entre una marca top y una más asequible.

Sin embargo, la imitación llega a sus máximas consecuencias en el caso de los productos de maquillaje como sombras, bases o perfiladores, en los que las propiedades son prácticamente las mismas.

En cambio, el caso más curioso nos lo encontramos en las cremas. Así muchas compañías comercializan varias marcas, unas más caras y otras muy baratas, de productos que son idénticos. Ocurre por ejemplo en el caso de Hydrafresh de L’oreal y Aquasource, de Biotherm.

Así, por citar algunos ejemplos, los famosos brillos de labios Glam Shine de L’oreal son clones de los Star Gloss de Lancome; el delineador Teddy de MAC tiene un asombroso parecido con los kholes que ofrece Zara; o la impactante laca de uñas Rouge Noir, de Chanel, tiene un clon muy parecido en el tono Cerise de Bourjois y en el Fuego de L’oreal.

Imagen: arrebatadora.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016